Los Sangurimas, novela montuvia ecuatoriana

Jorge Luis Caceres Aucatoma

Resumen


José de la Cuadra, fue el que mejor entendió el tema de la construcción de los personajes dentro de un universo narrativo, según la cauta y profunda lectura de Alfredo Pareja Diezcanseco, uno de sus queridos amigos e integrante del “grupo de Guayaquil”. El mismo autor señala que de la Cuadra, “se estaba empezando, pues a meter con sus criaturas, a encarnarse en ellas, y por el único medio en que tamaña osadía puede ser acometida por un autor: sin que lo advierta intruso ni perorante”.[i]

El propio de la Cuadra, en su ensayo “El montuvio ecuatoriano”, publicado en Buenos Aires, en 1937, recrea con increíble habilidad y síntesis, la vida en el campo montuvio, sus costumbres, su fe, su idiosincrasia y da pautas claras de lo que serían sus novelas importantes: “La tigra” y “Los Sangurimas”, más allá de los volúmenes de cuentos “Los que se van” (escrito en conjunto) y “Repisas” donde muestra la construcción elevada de sus personajes tan locales, como universales. De la Cuadra en su ensayo “Advenimiento literario del montuvio” dice sobre esta premisa: “…una y otra literatura, por mucho de sus fines distintos, contradictorios, coinciden en atraer al personaje nacional. Entienden que siendo más regional se es más universal, como siendo más inmediatamente humano se es universal”.[ii] Sobre esto Pareja Diezcanseco, dice: “De los escritores de entonces, Cuadra es, no haya duda alguna, el que penetró más en la vida interior de sus personajes. Es por eso que es el mayor de los cinco, ya se ha dicho”.[iii]

[i] Alfredo Pareja Diezcanseco. “El mayor de los cinco” Quito, 1958, p. 15

[ii] José de la Cuadra. “Advenimiento literario del montuvio”. La revista Americana, Buenos Aires, 1933, p. 966.

[iii] Ibíd, p. 24


Palabras clave


Literatura, José de la Cuadra, Ecuador, Generación 30

Texto completo:

HTML




PhD Program in Hispanic and Luso-Brazilian Literatures and Languages
 
The Graduate Center | CUNY

ISSN: 1930-1693